Igualdad de Género en el Mercado de Trabajo

La empresa de operación de negocios, Randstad, y con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se lanzó un manual para que los procesos de contratación sean más inclusivos e igualitarios. Esta capacitación sobre el compromiso es llamada Procesos de contratación 100% neutros al género (IPP), con el fin de profundizar cómo deberían ser los procesos de selección de personal en el futuro, más acordes a los cambios sociales sobre género. La Secretaria de Igualdad de Género de la Ciudad, Marisa Bircher, moderó junto con la empresa una “Guía Práctica sobre procesos de contratación neutros al género”.

“El objetivo de esta guía y de este encuentro es igualar derechos entre hombres y mujeres en el sector público y privado”, sostuvo Bircher. “Muchas empresas van a tener valor agregado con esta iniciativa, que busca generar un círculo virtuoso para mejorar juntos los procesos de contratación de nuestra ciudad de cara al futuro”, agregó. “Ya no podemos contratar gente por género, edad o por donde vive o si tiene hijos o no”, aseguró la funcionaria, al mismo tiempo que destacó que lo más “importante es el talento humano”.

El director de Capital Humano de Randstad, Miguel Capurro, presentó la guía práctica para los procesos de contratación neutros de género, esta guía a su vez, según destacó el especialista, está “alineada a los objetivos de sostenibilidad de ONU”. Con el foco puesto en “construir un mundo más inclusivo e igualitario”, y con la necesidad de impulsar “el principio de igualdad y transparencia”, Capurro reforzó la necesidad de fomentar “la selección sólo en función de competencias del candidato, de las experiencias y las aspiraciones”, como así también “del sector al que se suma”.

“Identificar nuestros sesgos es necesario para que no afecten en la búsqueda”, sostuvo Capurro durante la presentación al explicar cómo deberían, por ejemplo, redactar los avisos o las búsquedas laborales, acorde a los cambios sociales que corren. En ese sentido, también opinó que “se deben definir los requisitos excluyentes del puesto”, es decir, “no asignar un género a la vacante o asociar un área con un género”. “Capital Humano es un área que no sabemos porqué, pero está más asociado a las mujeres”, comentó el especialista a modo de ejemplo.

Asimismo, la guía recomienda el uso de “palabras abstractas, como referirse al personal del equipo con el uso de sustantivos colectivos, o evitar términos masculinos o femeninos”. “Personal para recepción sería la forma correcta de explicar el puesto que se necesita, no recepcionista”, aclaró Capurro. “Todas debemos estar cómodas al momento de una entrevista, especialmente el candidato”, insistió, a la hora de comentar cómo deberían desarrollarse los nuevos procesos de contratación. En esa línea, en cuanto al currículum de cada uno, resaltó el uso del CV ciego, es decir, aquel documento que apunta a limitar los sesgos del seleccionador, ya que no incluye nombre ni genero, ni sexo o edad del candidato, solo contacto y competencias formales y no tan formales del postulante”, concluyó el director de Capital Humano.

Nota de Ámbito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.