David Attenborough: “Si no actuamos ahora, será demasiado tarde”

Esa es la advertencia del naturalista británico, Sir David Attenborough, en la antesala de la cumbre climática, en la 26a Conferencia de las Partes de la convención climática de las Naciones Unidas (ONU COP26). Comenzará en Glasgow, Escocia, el próximo 31 de octubre.

Attenborough, de 95 años, argumenta que las naciones ricas tienen «una responsabilidad moral» para ayudar a las más pobres del mundo. Y que sería «realmente catastrófico» si ignoramos sus problemas, me dijo en una entrevista para BBC Mundo.

«Cada día que pasa y no hacemos algo es un día perdido», añade. Sir David estuvo hablando en los Jardines Kew de Londres mientras filmaba una nueva serie, The Green Planet, que se estrenará el próximo año. Conversó sobre él cambio climático, la importancia de la COP26 y el ritmo que lleva en su vida laboral.

El naturista ha dedicado gran parte de su carrera a la divulgación científica. Le puso su voz a decenas de series sobre la vida en la Tierra y se le considera un pionero en la realización de documentales sobre la naturaleza.

Sin tiempo que perder

El Panel Intergubernamental del Cambio Climático de las Naciones Unidas concluyó recientemente que es «inequívoco» que la actividad humana está aumentando las temperaturas globales. Attenborough dijo que eso era la prueba de que tanto él como otros no han estado haciendo «un escándalo por nada» y que los riesgos de un mundo más caliente eran reales.

«Lo que los científicos han dicho durante 20 años, y que hemos estado reportando tú y yo, no han sido falsas alarmas. Cada día que pasa y no hacemos algo es un día perdido. Y las cosas están empeorando», dijo Attenborough. El naturalista lamenta que los reportes sobre el clima no han convencido a todos y que eso esté frenando los esfuerzos para luchar contra el cambio climático.

«Todavía hay gente en Norteamérica o en Australia que, aunque lamentan que un incendio forestal haya demolido por completo o incinerado una aldea, creen que se trata de algo que sucede solo una vez. Pasa sobre todo si costará dinero a corto plazo. La tentación es negar el problema y pretender que no está pasando» aclaró Sir David.

«Pero cada mes que pasa, se vuelve cada vez más incontrovertible, los cambios en el planeta de los que somos responsables están teniendo estos efectos devastadores», resaltó Attenborough.

El debate sobre las emisiones

Su llamado por una respuesta urgente refleja la última evaluación científica que indica que para evitar los peores impactos del aumento de temperatura, las emisiones globales de carbono necesitan reducirse a la mitad antes de 2030. Es por eso que los próximos años han sido descritos como «la década decisiva» y por lo que las conversaciones durante la COP26 son tan cruciales para poner al mundo en un camino más seguro ahora.

Tal y cómo están las cosas, se proyecta que las emisiones continúen aumentando en lugar de empezar a caer. El naturista suena más exasperado que nunca. «Si no actuamos ahora, será demasiado tarde. Tenemos que hacerlo ahora», mencionó. La responsabilidad sobre las emisiones es altamente contenciosa y será objeto de debate en la conferencia.

Durante años, los países emergentes han acusado a las naciones más ricas, las primeras que empezaron a contaminar la atmósfera, de no asumir su parte de la carga. El argumento es que esas naciones deberían realizar cortes más profundos de emisiones de carbono y proveer ayudas para aquellas que lo necesiten más.

La larga promesa de invertir US$100.000 millones al año para un desarrollo bajo en carbono y construir defensas más fuertes contra un clima violento está aún por cumplirse. Alcanzar ese total será una prueba clave para determinar el éxito o fracaso de la COP26. Para Sir David, este sería uno de los desafíos más preocupantes y dice que sería «realmente catastrófico» si se ignoran las amenazas a las naciones más pobres.

«Es probable que partes enteras de África sean invisibles. La gente tendrá que mudarse a causa del avance del desierto y el incremento de calor. ¿Y dónde irán? Bueno, muchos de ellos tratarán de entrar en Europa», dijo el naturalista. Y agregó que: «¿Decimos entonces que no tiene nada que ver con nosotros y nos cruzamos de brazos?. Lo causamos. Nuestro tipo de industrialización es uno de los mayores factores en provocar este cambio en el clima. Así que tenemos una responsabilidad moral».

«Incluso si no lo hubiésemos causado, tendríamos una responsabilidad moral de hacer algo por los miles de hombres, mujeres y niños que lo perdieron todo. ¿Podemos decir adiós y que este no es asunto nuestro?».

Trabajo incansable

Con respecto a su edad, sigue filmando documentales, hablando en la cumbre del G7, en el Consejo de Seguridad de la ONU y en el Premio Earthshot del Duque de Cambridge. «No planeo mucho a largo plazo. Como dices, tengo 95 años. ¿Qué tan lejos puedo llegar? No está en nuestro poder decir o saber esas cosas», mencionó Attenborought.

«Todo lo que sé es que si me levanto mañana y me siento capaz de completar un día de trabajo decente, entonces debería hacerlo con alegría y sentirme agradecido. Llegará el día en que me levantaré de la cama y pensaré que no pueda hacerlo. ¿Cuándo pasará? Eso no lo sé. Por el momento, siento que sería una pérdida de oportunidad simplemente dar marcha atrás y no hacer las cosas que creo que son muy importantes y para las que estoy en una buena posición para hacer», dijo el naturalista.

El entrevistador de BBC Mundo al verlo grabar durante cinco horas seguidas y permanecer no solo concentrado sino también de buen humor, pensó en que todavía ama lo que hace. 

¿Qué es lo próximo en la agenda de Attenborough?

Nada menos que hablar, virtualmente o en persona, en lo que será la reunión más grande de líderes mundiales en suelo británico, la COP26.

Nota de BBC News.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.