Igualdad de género y sustentabilidad

Hubo unos avances importantes en el segmento corporativo en donde la cultura organizacional de muchas empresas está cambiando, incorporando valores como la sustentabilidad, diversidad e inclusión. 

Cada vez más el mundo empresarial pone el foco no sólo en la rentabilidad del negocio sino en la manera en que ésta se desarrolla, tanto al interior de la organización como también en relación a los stakeholders (trabajadores, proveedores, clientes, accionistas), la sociedad en su conjunto y hasta el impacto en el medio ambiente.

Por ende, el 6to Women Leadership Forum, organizado por el medio El Cronista y la revista Apertura, no defraudó e hilvanó a lo largo de varios paneles conceptos tales como sustentabilidad; diversidad cultural, de género, de razas, de ideas y de edad,  inclusión, o empoderamiento. La gerenta general de Natura Argentina, Verónica Marcelo, aseguró que la compañía valora lo que denomina el liderazgo de triple impacto, esto es pensar en el aspecto económico o del negocio pero también en lo social lo ambiental.

Y como parte de la cultura empresarial está incorporado la visión de género, la inclusión, el empoderamiento femenino, además de tener metas claras para constituir una red libre de violencia, tanto para una red de consultoras como hacia adentro de la compañía. No es un objetivo menor, dado que operan 230.000 consultores y consultoras en todo el país y en la que el 90% son mujeres, el 80% de quienes trabajan en Natura también lo son y en un 50% dentro del equipo de liderazgo.

Ornella Raffaghello, directora de Marketing de Danone Specialized Nutrition, aseguró por su parte, que «la diversidad está dentro de la compañía» como un concepto clave, apuntando a «una crianza libre de estereotipos, enfocada en empezar a construir una mirada más amplia, colaborativa y de integración con el otro». Consultada sobre la existencia de un techo de cristal para las mujeres, tal cual se conocía hace algunos años, Raffaghello marcó que hay notorios avances pero «podemos ir mucho más allá, incorporando diferentes religiones, estilos de vida, diversas familias», porque dijo, «desde la diversidad surgen las mejores ideas».

Por otra parte, Iván Espósito, Country Manager Eastern Cone Cluster de Beiersdorf, una multinacional dedicada a productos de consumo masivo con foco en la cosmética, aseguró que «en la empresa se vive la equidad de género» y apoyó eso en números. También explicó que en la sede argentina el 60% del personal son mujeres, en una actividad que tradicionalmente estaba más volcada al público femenino. Pero además, remarcó que «para 2025 la compañía quiere tener un 50/50 de paridad de género a nivel directivo».

Antonio Aracre, presidente de Syngenta para Latinoamérica Sur, valoró la diversidad como un atributo clave para mejorar el desempeño de la compañía. «En equipos formados con gente más diversa, cuanto te rodeas con gente muy distinta en su forma de pensar, lo que sale es mejor», enfatizó.

Por eso desde Syngenta se promueve la diversidad. «Hace 10 años que venimos trabajando, básicamente, en la necesidad de tener equipos amplios, en el sentido de la orientación sexual, de género, cultural, religioso». En cuanto a la sustentabilidad de la actividad, el ejecutivo señaló que «es más abarcativa que el cuidado del medio ambiente» y debe contemplar también un costado social. 

«Ser sustentable no es cerrar actividad económicas», apuntó Aracre y sin medias tintas indicó que «cualquier política de sustentabilidad vinculada al medio ambiente tiene que incorporar a ese 12% de indigentes» que tiene el país.

Sofía Leloir, directora de Ventas Consumer Solutions de Dow Región Sur, aseguró por su parte, que en la compañía «tenemos redes de inclusión para mujeres desde hace más de 30 años» pero más recientemente se incorporó la «licencia paternal con cuatro meses de licencia, para padres biológicos y de crianza, de manera que mujeres y hombres estén en igualdad de condiciones».

Leloir subrayó el hecho de que «muchas empresas estén trabajando en la misma dirección», y dijo personalmente siente que vamos adelante. Para la ejecutiva el trabajo virtual, que Dow ya traía desde hace dos años, «facilitó la igualdad de género», dando margen a que las personas puedan atender a los hijos o ir a buscarlos al colegio.

Es un programa que se llama Diseñá tu día, y siente que en ese sentido «hay un cambio cultural y estamos trazando una huella». Pero es un paso que requiere confianza y transparencia, y ahí está el futuro.

Nota de El Cronista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.