Inclusión femenino en la industria automotriz

Durante la sexta edición del Women Leasdership Forum, tres mujeres líderes de Toyota, Ford y Renault disertaron sobre la importancia de la diversidad en las empresas y la transformación que ha sufrido el sector en la última década. Donde las mujeres ganan protagonismo en todos los ámbitos y, sin lugar a dudas, las automotrices son uno de los sectores en donde más se incorporó el cupo femenino en los últimos años.

Fabiola Zandalazini es directora Regional de Finanzas para Argentina y Brasil de la automotriz japonesa. «Cuando Toyota desembarca en el país, en Zárate, entré a la compañía como data entry (carga de contenido) y ahí comencé mi carrera, junto con la empresa en el país», describió. Lo cierto es que la compañía fue evolucionando y esa evolución también se vio reflejada en la cantidad de mujeres que hoy forman parte de cada grupo de trabajo. «El 50% del equipo de finanzas, en la Argentina, está compuesto por mujeres, ese número en Brasil es del 40%», señaló.

Para la empresa automotriz la incorporación de las mujeres es uno de los pilares más importantes. «La entrada de las mujeres al sector se va dando solo, de forma natural. Pero hay que tener en cuenta que también es decisión de las mujeres», dijo. También incluyó que la cantidad de egresadas mujeres de ingeniería o carreras como mecánica sigue siendo baja.

La transformación es constante, pero muchos procesos se adelantaron durante la cuarentena. «El primer cambio es el volumen de producción. Cuando yo entré a la empresa, en 1997, se fabricaban 20.000 autos; ese número hoy es de 140.000″, comparó. “En cuarentena nos dimos cuenta que no éramos tan digitales como deberíamos; y un proceso que se iba a hacer en dos años, se hizo en dos meses.  Hay que estar adelantados y preparados para un mundo que va para ese lado», finalizó.

Por su parte, Valentina Solari, directora Comercial en Renault Argentina recalcó que para la compañía francesa «la diversidad es un activo prioritario, tiene impacto en la motivación de los empleados y en el negocio». Con más de 10 años de trabajo recorrido en la temática, la especialista aseguró que «en 2010, se creó el programa Woman at Renault, con el objetivo de incorporar a mujeres en puestos de liderazgo. Ahora fortalecemos este programa para empoderar a las mujeres y tiene que estar impregnado en la cultura desde el top management».

En el caso concreto de Renault, «hemos realizado capacitaciones importantes para derribar sesgos inconscientes. Es una temática que evoluciona constantemente. Hicimos un diagnóstico muy profundo que atraviesa a toda la organización: identificamos un plan de acción, creamos un comité de diversidad y un comité de afinidad». Para la empresa automotriz, el 2017 fue un año “bisagra”. «En nuestra planta en Córdoba, que tenía 34 modelos producidos, fuimos los primeros en incorporar a mujeres en todo el proceso de armado de vehículos. Logramos hacer reflexionar a la gente, tenemos excelentes resultados», indicó.

A futuro, Renault tiene previsto alcanzar un 22% de mujeres en puestos líderes. «Tenemos un programa a nivel general de incorporación de jóvenes talentos y está dando buenos resultados: el 50% son mujeres y estas personas son los líderes del mañana». «La diversidad potencia, genera mejores resultados, tenemos una percepción y sensibilidad de los temas diferentes, eso da riqueza en la toma de decisiones», finalizó Solari.

Por último, María Carpintieri, directora Regional de CX & FordPass de Ford, profesional con más de 25 años en la empresa, resalta las dos características de las mujeres: «son multifacéticas y eso en el mundo de los negocios sirve. Y, además, son más horizontales, lo que hace que se genere más empatía». En cuanto a la maternidad, mencionó un aspecto que muchas veces parece no convivir con la carrera profesional, desde Ford trabajan en políticas para incentivar el regreso al trabajo para las empleadas que han sido madres.

«Empezamos a pensar en políticas que están muy buenas. Como trabajo compartido, donde se puede pedir trabajar media jornada. A esto se suma que a nuestra planta de Pacheco le hemos incorporado dos salas de lactancia». 

Y por último, subrayó que «el regreso no es todo a nada. Es de forma paulatina. Primero dos veces por semanas y después se van incrementando. Esto es para favorecer la diversidad», finalizó.

Nota de El Cronista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.